Solicitamos su permiso para el uso de cookies en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si  o continúa navegando consideramos que acepta el uso que hacemos de ellas.     Puede obtener más información sobre cookies aquí
Rama de coral con casquillo de plata
Inicio
Mapa de localización. Cómo llegar.
Visitanos en Facebook
Consulta nuestro blog
Inicio Contactar MENÚ
Inicio Contactar
Ir Arriba
  Joyería Charra    Aderezos    Amuletos    Botones    Broches    Carretes, varios    Cruces    Medallas    Pendientes    Relicarios  

Rama de coral con casquillo de plata

(Ref.: AM1001)

Precio: 120.00 € (Precio orientativo. PVP según el peso)
Cantidad:  

Coral y plata de ley.


Medidas: 7 cm. de longitud
Peso: 20 gr.
Materiales: Coral y Plata de ley

El coral rojo mediterráneo (Corallum rubrum) es un pólipo marino de lento crecimiento (menos de 1 cm por año) con un esqueleto calcáreo de forma arborescente y de color rojo intenso. Se encuentra en fondos rocosos y cuevas marinas, exclusivamente en el Mediterráneo occidental, principalmente en las costas de Nápoles, Cerdeña, Sicilia, Mallorca, y algunos puntos cercanos a Marsella. En la costa peninsular ibérica en algunos puntos dispersos: en Cap de Creus, Islas Medas y Begur (Catalunya), y Vera (Almería). También hay algunas colonias atlánticas en zonas de Portugal, Canarias y Cabo Verde.

En la antigüedad, el coral rojo era un regalo de los dioses. En la cultura Celta, se le reconocía el valor de proteger a los guerreros en los campos de batalla que solían llevar colgado de su cuello un coral enhebrado en la piel de una serpiente, en las monturas de los caballos también se incrustaban antes de ir a la batalla.

Más tarde empezó a utilizarse la plata y cobre para engarzar el coral, con el mismo resultado y así se hace en la actualidad.

El coral también tiene sus asociaciones con el amor y la pasión; en la Grecia y Roma antigua las mujeres y los hombres usaban joyas confeccionadas con coral para atraer el amor y la pasión , con la consecuencia que el portador quedaba protegido del desengaño.

Esta cualidad protectora contra las sombras llevaba a las madres griegas a colocar pequeños collares de coral a sus hijos, a fin de que no murieran por accidente o enfermedad durante las horas de sueño. Si se le regala a un niño, se le asegura la salud futura; los infantes pueden llevarlo como pendiente o cuentas de coral para aliviar el dolor cuando están cambiando la dentadura; también se han colocado corales dentro de los sonajeros para proteger a los niños.

Durante la Edad Media, el coral se tenía por un elemento mágico y protector. El contacto de la piel con el coral protegía de enfermedades y del temido mal de ojo. Esta creencia aún sigue vigente en algunos lugares en la actualidad. Por este motivo en la Edad Media era una práctica generalizada proteger a los niños con colgantes y dijes de coral. En un tiempo en el que la mortalidad infantil era elevada, el efecto apotropaico del coral era muy apreciado. Además muchas enfermedades exantemáticas infantiles cursaban con exantemas de color rojo, lo que reforzaba todavía más la asociación, por una identificación de color. Por eso era también usada para la protección frente a enfermedades o situaciones en las que había pérdida de sangre como los partos o cualquier hemorragia. Una muestra del poder protector del contacto de la piel con los elementos mágicos del imaginario colectivo.

Es tal la profusión de su uso que lo hemos visto en varios cuadros del Renacimiento en general representaciones de la Virgen Madre en las que observemos una rama de coral colgada al cuello del Niño.

También otra de las creencias para las que se utilizaba el coral era la que hablaba sobre la que atraía la suerte a una casa, para tal fin, tomar un trozo de coral y toque con él todas la puertas, ventanas y paredes de la casa mientras se mueve en el sentido de las agujas del reloj; luego colóquelo en un sitio prominente y deje que él haga su magia.

Cuando se usa de manera que sea perfectamente visible, es un amuleto protector por lo que ha sido frecuente en dijeros en formas de ramitas o higas, en los trajes propios de la indumentaria festiva de varios pueblos de la Península Ibérica y norte de Africa.

Volver a Amuletos

Rama de coral con casquillo de plata   

Contenidos relacionados...

PEZ ARTICULADO
PEZ ARTICULADO
Precio: 75 €
Sortija plato plata-coral Plata de ley y coral.
Sortija plato plata-coral
Precio: 40 €


  Joyería Charra    Aderezos    Amuletos    Botones    Broches    Carretes, varios    Cruces    Medallas    Pendientes    Relicarios  
Menú principal     Legado    Filigrana oro y plata    Joyería tradicional    Trajes regionales    TIENDA ONLINE     Realizar pagos ONLINE  
InicioInicio     ContactarContactar     Mapa de localización. Cómo llegar.Dónde estamos    Consulta nuestro blogNuestro Blog  Visitanos en FacebookFacebook  
           Aviso legal     Política de privacidad     Uso de cookies     Condiciones Compras     Estadísticas